Pedagogía


LaLibélula es un nido, haciendo referencia al primer espacio donde las criaturas adquirirán la autonomía necesaria para volar. Un lugar donde aprenden a volar libres. Eso hace que LaLibélula sea la primera etapa de un proyecto pedagógico y nos distingue del concepto de “guardería”, con el cual no nos identificamos.

Nuestra casita es un lugar muy pensado, construido y adaptado para que en ella los niños y niñas encuentren la motivación que necesitan para desarrollar su iniciativa, sus competencias y capacidades. Su interior está en continua adaptación a las necesidades personales de cada niño y cada niña, por eso cada día es diferente, aunque se mantenga una guía estructural idéntica, profesional y muy seriamente elaborada.

Para ello, las personas que trabajamos aquí, además de poseer la formación oficial requerida, estamos en continua búsqueda de un mayor conocimiento de nosotros mismos, del ser humano en general y de la infancia en particular.

Los tres primeros años son los más importantes de la vida y durante ellos se formará la estructura que nos definirá como personas y que influirá en cada una de nuestras experiencias futuras. En todos los aspectos: el físico, el psíquico, el emocional y el espiritual. Durante los tres primeros años se sientan las bases de, por ejemplo la autoestima, la iniciativa, la autonomía, el movimiento y el control postural, el esquema corporal, la lateralidad, el lenguaje, el pensamiento, la empatía, la capacidad de amar...

Por eso sabemos que hemos de dedicar a los niños una MIRADA RESPETUOSA, nunca será tan necesaria como durante estos tres primeros años.

Nuestra fuente de inspiración principal es Emmi Pikler con los Principios Pedagógicos que creó y llevó a cabo en el Instituto Lòczy (Budapest). Estos principios, los cuales respetamos y seguimos a diario, están enriquecidos con las aportaciones de otras corrientes y autores englobados en los movimientos de la Escuela Activa y la Educación Libre. Como ejemplos de estas fuentes podemos citar por supuesto a Piaget, pero también a Montessori, Pestalozzi, Steiner, Malaguzzi, Dolto, Aucouturier o Wild. Todo ello entrelazado y correlacionado para dar lugar a nuestra labor pedagógica, creada y dirigida de forma muy específica a los tres primeros años de la vida.

En este sentido y siguiendo el trabajo Pikler-Lòczy, concebimos la vida de los niños y niñas, y las relaciones que tienen los adultos con ellos, a partir de unos principios que determinan la acción de cada uno.

Todos los aspectos de nuestra labor, desde los objetivos pedagógicos generales hasta los más pequeños detalles se establecen a partir de 4 principios básicos:

1. VALOR DE LA ACTIVIDAD AUTÓNOMA. Sin forzar la autonomía y la adquisición de destrezas, sino favoreciendo que los niños sientan el placer de ser autónomos por sí mismos.

2. VALOR DE UNA RELACIÓN AFECTIVA PRIVILEGIADA: materializada especialmente durante los momentos en que el niño está en relación directa e individual con el adulto (cambios de pañal, aseo, alimentación...). Sin intentar sustituir el vínculo materno, sino favoreciéndolo y reforzándolo con una actitud que es a la vez cálida y profesional.

3. NECESIDAD DE FAVORECER EN EL NIÑO LA TOMA DE CONCIENCIA DE SÍ MISMO Y DE SU ENTORNO. Sin explicarlo directamente o invadiendo su espacio y su cuerpo, sino propiciando indirectamente a través de la disposición de los espacios y materiales que tomen una conciencia real y profunda.

4. IMPORTANCIA DE UN BUEN ESTADO DE SALUD FÍSICA: por eso nuestra alimentación es ecológica y casera, salimos al aire libre todos los días un buen rato, nuestros productos de limpieza y materiales plásticos están libres de tóxicos, la iluminación de nuestro espacio es muy cuidada y respetuosa con nuestros sentidos, los olores que nos rodean son buenos y naturales...

Estos principios tienen exactamente el mismo peso y el proyecto educativo es tan valioso porque se respetan de forma constante y simultáneamente. Si se descuidara cualquiera de ellos, se quebraría el equilibrio de la experiencia ofrecida al niño.

Si estás interesad@ en esta línea pedagógica como madre, padre, profesional o estudiante, déjanos tus datos y te enviaremos información sobre nuestros cursos y seminarios.

Y si deseas el mejor lugar para tu hijo pide una cita con nosotros y te contaremos mucho más.